Reflexión para hoy:

     

sábado, 29 de enero de 2011

Chiflados armados




Es un hecho que las matanzas causadas por desequilibrados ocurren siempre en centros comerciales, iglesias y escuelas dónde la gente no está armada para protegerse. En estos espacios públicos los dementes asesinos se sienten poderosos porque los demás están indefensos. Quizás esos locos homicidas no son tan imbéciles y buscan la forma de que su hazaña cause el mayor daño posible para que su siniestra aventura tenga una gran repercusión en los medios. Nunca eligen sitios como un campo de tiro, ¿es curioso, verdad?

Recuerdo el caso del último asesino que cometió su crimen mediático y que, de forma muy inteligente, escogió un colegio en lugar de dirigirse a la Escuela de Policía que tenía al lado, donde todos los estudiantes aquí sí que estaban armados.

¿Cuántas carnicerías en escuelas, universidades o centros comerciales tendrán que producirse para comprender que los perturbados que tienen intención de matar nunca van a amedrentarse por la prohibición de tenencia de armas?

Recordemos el caso de la Universidad de Virginia Tech que prohibió, a profesores y alumnos, el uso de armas dentro del campus. El portavoz de la Virginia Tech, Larry Hincker, afirmó en ese momento lo siguiente:

"Estoy seguro de que la comunidad universitaria apreciará la decisión de la Asamblea General, porque ésta ayudará a los padres, a los estudiantes, a la facultad y a los visitantes a sentirse seguros en nuestros campus".

¿Treinta y tres muertes días después de pronunciar ese irresponsable discurso, qué pensó Larry Hincker? ¿Para qué sirvió esa prohibición?

Sirvió para que el orate que planeó ejecutar la masacre la llevara a cabo sin miedo a fracasar en su espeluznante episodio, es decir, matando al mayor número posible de inocentes.

¿No se sorprenden los estúpidos que abogaron por la prohibición de tenencia de armas en el recinto universitario de que el criminal no cumpliera su absurda norma? Sin embargo quienes si la cumplieron fueron las personas que murieron y a las que se les despojó del derecho a la legítima defensa.

Otro ejemplo, el caso de una universidad cercana, la Appalachan School of Law. Un pirado entró allí con la misma idea que tienen todos, llevarse por delante al mayor número de desgraciados. En esta ocasión dos alumnos que se percataron de lo sucedido al escuchar los disparos del arma del demente, se dirigieron rápidamente a sus vehículos a coger sus pistolas, luego redujeron al chalado y le desarmaron que sólo le dio tiempo a asesinar a tres personas, y no más como era su intención, puesto que dos valientes ciudadanos pudieron protegerse y defender a sus compañeros de Universidad con sus armas de fuego.

Uno de los alumnos de la Universidad Virginia Tech, que tenía licencia de armas y que la hubiera llevado aquel día lúgubre si no se lo hubieran prohibido, se lamentó de que se le negara su derecho a defenderse y proteger a sus compañeros. ¿Cuántas muertes se hubieran evitado si alumnos y profesores hubieran tenido la posibilidad de llevar sus armas aquel desventurado día?

Las armas en manos de ciudadanos honestos y responsables no son un problema. El problema son esos majaretas, que son pocos, y los delincuentes, que son muchos.

Los delincuentes son tipos transgresores de la Ley que se han dado cuenta de que en las casas vacías ya no suelen encontrar mucho dinero y joyas. Saben que pueden conseguir mejor saqueo con los dueños de la casa dentro, siendo violentos con ellos y sin mostrar el mínimo respeto ni compasión por sus vidas; llegando incluso a golpear o violar a los hijos delante de los padres.

Sólo los malhechores (con o sin armas) representan un riesgo para la sociedad. En países como España, ningún criminal acude a la intervención de Armas de la Guardia Civil para "legalizar" sus armas, a diferencia de lo que sí hacen periódicamente los ciudadanos que cumplen la Ley.

Los memos que creen en la responsabilidad colectiva abogan por la prohibición absoluta de las armas, con el argumento de que los delincuentes también podrían tenerlas, ¿no comprenden que el asesino siempre vulnerará la ley? ¿No entienden o no quieren entender que quien esté empeñado en delinquir asesinando, violando o robando, todos actos contrarios a la Ley, no va a dejar de hacerlo por miedo a transgredir la normativa sobre tenencia de armas de fuego?


¿Cuántas carnicerías tendrán que producirse para comprender que los perturbados que tienen intención de matar nunca van a amedrentarse por la prohibición de tenencia de armas?



Esto es lo que pregunté cuando escribí esta entrada. El tiempo nos da la respuesta:



JULIO/2011


El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, calificó la matanza como la "peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial". Un atentado perpetrado en la isla de Utoya, que causó 87 muertos. Centenares de jóvenes murieron tiroteados por un solo hombre mientras participaban en un campamento de verano.

Ante las dimensiones de la masacre, que la Policía describe como "catastrófica", se especula sobre por qué y también cómo el presunto culpable ha podido perpetrar un doble atentado con tiroteo de las dimensiones del ocurrido en la isla de Utoya, con decenas de fallecidos.

Los miembros de la policía que estaban en la isla en el momento del atentado ni siquiera llevaban armas de fuego. La Kongeriket Noreg Politie, o Policía Nacional Noruega, es un cuerpo policial civil organizado en torno a casi una treintena de distritos, ayudado por una serie de agencias especiales de apoyo. Según foros policiales, es frecuente que la Policía noruega vaya desarmada y apenas porte un spray de defensa. Si el nivel de conflictividad requiere llevar un arma de fuego, ésta va precintada con plomo en una bolsa. Si al terminar la jornada el plomo está roto, el policía debe hacer un informe al respecto.


CONTINUAR LEYENDO

Tema 18. TEORÍA DEL DINERO

1/11. Naturaleza y origen del dinero

2/11. El dinero es la institución social por excelencia

3/11. Origen del dinero - Recapitulación

4/11. El Oro: el dinero que escogió la sociedad

EL CAMBIO INDIRECTO 5/11. El dinero como medio de intercambio

6/11. Características del dinero (1)

7/11. Características del dinero (y 2)

8/11. El precio del dinero

9/11. Aumento de la oferta monetaria

10/11. Variaciones del poder adquisitivo del dinero

11/11. Expectativas, clases de dinero y sustitutos monetarios

VOLVER A LA PRIMERA LECCIÓN

sábado, 22 de enero de 2011

La estupidez de los prohibicionistas



La prohibición de la tenencia de armas es fruto de estúpidas y perversas políticas anticrimen neopacifistas que vociferan los parásitos revolucionarios del siglo XXI. A pesar de su incoherencia, la gente poco reflexiva las asume sin ni siquiera digerirlas intelectualmente. Se trata de políticas disparatadas pero muy políticamente correctas, más propias de necios que de ciudadanos instruidos y reflexivos como se supone que deberíamos de ser.

La consigna es pedir más control legislativo y restringir la tenencia de armas. Pero esa perversa idea de que el control de armas supone controlar mejor el crimen no es más que una quimera.

Ningún objeto es inherentemente ofensivo o inofensivo. Lo mismo puede utilizarse para atacar a un individuo o para defenderse de otro. Es la acción humana y no el objeto empleado lo que debe enjuiciarse. También las armas de fuego pueden usarse agresiva o defensivamente. Por tanto, si tienen varios usos no debemos considerar que sólo el hecho de poseer un arma es moralmente execrable, sino la utilidad que hagamos de ella. Un revólver es peligroso siempre que alguien lo amartille y lo ponga en manos de un chimpancé dentro de un ascensor abarrotado de gente; pero no todos los ciudadanos somos chimpancés aunque estos respetables simios están, intelectualmente hablando, por encima de la mayoría de los vasallos de lo políticamente correcto.

Prohibir la posesión de un revólver es como prohibir los cuchillos de cocina, los bates de béisbol o los árboles de dónde se extrae la madera para producirlos; y desde el 11M, los móviles y las mochilas, por el número de muertes que ocasionan. No olvidemos también que las horribles matanzas de Ruanda se cometieron con machetes y taladros que funcionaban con batería.

El último ejemplo de la absurda manía de prohibir la tenencia de armas de fuego lo tuvimos el día 17/12/2010. Al menos trece personas, entre ellas once estudiantes, resultaron heridas en la ciudad japonesa de Toride durante un ataque de un hombre armado con un puñal, objeto que no se considera arma de fuego. El agresor llevó a cabo el ataque en dos autobuses en los que numerosos adolescentes acudían a sus centros de estudio. Japón ha vivido otros ataques con apuñalamientos en el pasado, uno de los más graves en junio de 2008, cuando un hombre acabó con la vida de siete personas e hirió a 10 en el centro de Tokio. En aquella ocasión, el hombre irrumpió con una furgoneta en el barrio tokiota de Akihabara y atropelló a varios peatones antes de bajarse del vehículo y apuñalar a los demás.

¿Prohibimos también la tenencia de furgonetas? ¡No nos olvidemos de prohibir las piedras, porque aún hay “civilizaciones” con las que nos quieren aliar dónde se siguen utilizando para romper cráneos femeninos!

Resulta inaceptable que se recurra a la irresponsabilidad de algunos para, con carácter preventivo, sustraer a todos de un objeto útil para la autodefensa y la disuasión. O que se apele a los accidentes y al peligro que las armas suponen para los niños cuando son 20 veces más frecuentes los niños que mueren en accidentes de tráfico y 10 veces más los que se ahogan en piscinas ¿Restringimos también la tenencia de coches y piscinas?

Todo intento paternalista que se ha llevado a cabo por parte de los parásitos gobernantes que medran en el Estado, con la intención de jugar la carta electoral de desarmar a la población para ofrecer al votante la imagen de una "sociedad más segura" ha resultado fracasado, puesto que en las campañas de desarme solo los ciudadanos cumplidores con la Ley depositan sus armas. Los criminales nunca lo hacen.

Los que se oponen a la libertad de tenencia de armas, a menudo emplean dos argumentos: Acusando a sus defensores de nazis y fascistas, cuando fueron éstos, como todos sabemos, los precursores del control de armas que, hoy en día, la mayoría de países siguen imitando; y el otro argumento lo hacen arguyendo a la causa del crimen, poniendo siempre como ejemplo la matanza anual que el chiflado de turno realiza en los Estados Unidos de América (EE.UU.).

¡Vaya! siempre EE.UU., un país con centenares de millones de habitantes. Sin embargo, los mentecatos manipuladores de la información ocultan disimuladamente la existencia de otros países libres y democráticos como Suiza, uno de los lugares más seguros del mundo donde hay libertad para la tenencia de armas y donde la estadística de sucesos protagonizados por chalados liándose a tiros en un supermercado es nula, a pesar de que la proporción de habitantes armados es mayor comparándola con EE.UU. En Suiza la mayoría de la población tiene en su hogar una pistola y un fusil de asalto como el M16 o el AK47.

Un aforismo suizo relaciona la posesión de armas con el poder político, de tal modo que una sociedad armada es una sociedad democrática. Ellos lo saben bien, ya que han mantenido sus libertades durante siglos gracias a no haber renunciado al derecho a la defensa individual. Históricamente los helvéticos siempre han tenido una eficaz forma de evitar agresiones externas, preservando su paz y su libertad. En Suiza tienen muy claro que las armas en manos de civiles son la última línea de defensa de la soberanía de un país.

La crítica al libre uso de las armas se relaciona con la típica consigna de odio a todo aquello que proceda de Estados Unidos de América, siendo su libertad de armas un motivo más de crítica antiamericana, que como las demás críticas a un país libre y próspero, no tiene ningún fundamento.

También Canadá posee un ratio de armas por ciudadano (mayormente, fusiles de asalto) muy parecido al de los Estados Unidos de América y dónde son excepcionales ese tipo de sucesos protagonizados por dementes. Podríamos seguir con Finlandia, Israel, Suecia, Nueva Zelanda, etc....todos países libres y prósperos.

No es la tenencia de armas de fuego o su número, en manos de los ciudadanos honestos y cuerdos, el resultado de ese tipo de tragedias. Existen sociedades supuestamente desarmadas muchísimo más violentas que los EE.UU (Jamaica, Brasil, Rusia, Filipinas, Venezuela...) y sociedades más armadas y mucho menos violentas que los EE.UU (Suiza, Finlandia,..). No existe ninguna correlación entre el número de armas en manos de la población y el número de muertes violentas como demuestran las estadísticas. Lo que ocurre es que cuando sucede en EE.UU. los medios manipuladores de masas lo amplifican con perversidad y la mayoría de la gente, como buenos vasallos, se tragan todo lo que dicen en el telediario sin masticarlo previamente con un mínimo de raciocinio.

Está claro que cuando un demente pretende acribillar a tiros a gente indefensa nada puede evitarlo, ni siquiera la prohibición de tenencia de armas. Sería incluso inútil y muy costoso para el contribuyente, poner a un policía detrás de cada ciudadano con la idea de vigilarle e impedir que consiga una pistola en el mercado negro. Además, ¿quién puede asegurarnos de que el policía “no esté mal de la olla” y le dé un ataque de locura homicida protagonizando una escabechina en un supermercado? ¿Ponemos otro policía detrás del policía que vigila al ciudadano? ¿Es que ya estamos todos locos?






CONTINUAR LEYENDO



domingo, 16 de enero de 2011

El socialismo te deja indefenso





Es típico de sociedades totalitarias que el monopolio de la fuerza sea empleado contra los discrepantes del régimen, asegurándose así la sumisión del pueblo al poder todopoderoso del Estado. Se trata de sociedades donde se protege a la colectividad por encima del individuo; dejando de ser éste el principal sujeto de derechos.

¿Pero cómo va a protegerle el Estado Totalitario si el propio Estado es el mayor ladrón y homicida? Por eso, los expertos como los reunidos en la foto de arriba “están de acuerdo que el control de armas de fuego funciona” (The experts agree gun control works!).

No hay excepción, todo Estado totalitario roba impunemente a los individuos sus propiedades y, si así lo estima conveniente para beneficio de la comunidad, su vida, que es la mayor propiedad que posee un ser humano.

Recordemos aquellos infelices que querían saltar el maldito muro de Berlín dirección este a oeste, nunca a la inversa ¿Porqué arriesgaban sus vidas si eran trabajadores felices en un paraíso socialista? El socialismo de la Alemania del Este aplicaba la teoría de dominación del feudalismo, la cual mantenía que el monarca era el propietario de todo, incluyendo a la mayoría de las personas que habitaban en su territorio. El socialismo funciona igual, por eso los guardias que custodiaban el Muro de Berlín asesinaban a quienes trataban de escapar porque con ellos se llevaban su capacidad de trabajo, o sea, la justificación que daban es que la fuerza de trabajo que querían llevarse con ellos era un robo a la colectividad, por eso el sagrado Estado socialista debía penalizarles con la muerte. Era una sociedad donde estaba prohibida la tenencia de armas.

La libertad no es un regalo del Estado y su defensa no puede ser encargada exclusivamente al Gobierno de turno. No es un secreto que una sociedad armada es una sociedad más difícil de subyugar, por eso la libertad de tenencia de armas siempre es una garantía frente a las propensiones totalitarias del Estado.

Recordemos las palabras de Theodore Haas, superviviente del campo de concentración de Dachau, con relación a la pequeña revuelta acontecida en el gueto judío en Varsovia:

"Para mí no hay duda de que se podrían haber salvado millones de vidas si a la gente no se le hubiera lavado el cerebro sobre el control de armas y hubiera estado bien armada. Quienes odian las armas siempre quieren olvidar la sublevación del gueto de Varsovia, un ejemplo perfecto de cómo un reducido grupo de judíos hambrientos se hicieron con algunas armas y le complicaron las cosas a los nazis.”¿Alguien se ha preguntado por qué Estados Unidos de América, dónde existen más de 100 millones de ciudadanos armados, nunca ha dejado de ser una democracia al contrario que muchos países del resto del mundo donde la tenencia de armas está prohibida?

La respuesta la hallamos en la idea que tenían los norteamericanos de finales del siglo XVIII y que siguen teniendo los del siglo XXI en cuanto al derecho a la autodefensa frente a tiranos locales o frente a delincuentes comunes, sin distinción.

Muchos ciudadanos, tanto norteamericanos como de otros países verdaderamente democráticos, poseen armas porque son ciudadanos íntegros, libres e independientes, no siervos sumisos de una permanente élite gobernante. Thomas Jefferson decía:

"¿Qué país puede preservar sus libertades si sus gobernantes no son advertidos de vez en cuando que su pueblo conserva el espíritu de la resistencia? Dejemos que tengan armas."
No es una casualidad que las tiranías más despiadadas del siglo pasado determinaron el desarme de la población como algo esencial, puesto que de esta forma la pudieron masacrar sin dificultad. He aquí unos ejemplos:



Este año marcará un hito en la historia. Por primera vez una nación civilizada tiene un completo registro de las armas. Nuestras calles serán seguras, nuestra policía más eficiente y el mundo seguirá nuestro liderazgo en el futuro.Adolf Hitler



Todo buen comunista debería saber que el poder político crece en el cañón de un arma. El partido comunista debe controlar las armas.Mao Tse Tung



Un hombre con un arma puede controlar a cien sin ellas.Vladimir Ilych Lenin








Videos tu.tv
http://www.youtube.com/watch?v=NaZMqR3QNI0

VÍDEO CENSURADO POR YOUTUBE




OTROS ENLACES PARA OBTENER EL VÍDEO CENSURADO POR YOUTUBE:


http://www.tu.tv/videos/cuando-se-desarma-a-la-ciudadania


http://www.mediafire.com/?nrnd8apoaml2d5c

http://www.mediafire.com/file/nrnd8apoaml2d5c/Cuando%20se%20desarma%20a%20la%20ciudadan%EDa.flv





CONTINUAR LEYENDO

Los timadores y los timados




Existen 3 tipos de ciudadanos: Los que piensan por sí mismos (suponen el 2 % de la población), los que entienden lo que otros piensan (representan un 18%) y los que no comprenden nada ni piensan nunca por sí mismos (son el 80% restante)

Al primer grupo no le afecta la propaganda oficial del gobierno de turno, es decir, las falsedades de esa panda goebbeliana que suele parasitar al Estado. Son ciudadanos bizarros e independientes que critican y desprecian el actual sistema depredador de libertades, de la misma forma que el sistema les desprecia a ellos. También son personas consideradas como excéntricos o pesimistas por el resto de la ciudadanía; sin embargo, debéis saber que los pesimistas no son otra cosa que gente optimista bien informada.

El segundo grupo está constituido por potenciales miembros del primer grupo. Son ciudadanos condescendientes, pusilánimes, con cierto sentido común pero que se mantienen hipócritamente en el corral siempre que disfruten con comodidad de las migajas que el sistema les dispense, aunque sea a base de sangrarles a impuestos.

En el tercer grupo se integra la gente pastueña, irracional, irreflexiva, inmadura, mediocre y envidiosa que, como buenos borregos, seguirán a su pastor hasta el matadero. Algunos se percatarán de su final cuando terminen de recibir en sus sienes la descarga eléctrica que les dejará atontados antes de que el matarife les corte el gaznate con su afilado cuchillo; otros, ni siquiera en ese momento comprenderán lo que está pasando y no dejarán de berrear pidiendo auxilio a su pastor o a cualquier otro que pase por allí sin pensar que todo es susceptible de empeorar, puesto que otros pastores les llevarán directamente a otros mataderos que no practican el aturdimiento previo al degüello.

El fondo del problema son esos votantes embrutecidos intelectualmente que se excitan con locura cuando ven a los “suyos” en el poder o a punto de conseguirlo, aunque causen, unos por acción y otros por omisión, la mayor catástrofe económica y social de las últimas décadas.

Lo triste es que la inmensa mayoría de la población vota de acuerdo con lo que le digan las consignas del partido o los primeros minutos de los telediarios de las malditas televisiones públicas o pseudopúblicas mientras engullen la “sopa boba”. Esta es la causa de que la casta política actual y sus actuaciones de gobierno u oposición sea una realidad. Esto es lo que yo denomino la “pesadilla democrática”. Pesadilla aceptada por un ingente número de ciudadanos a los que un benévolo régimen electoral les concede el derecho a voto sin merecerlo. Derecho tan poco baladí para ellos como el hecho de sonarse los mocos en un pañuelo.


http://www.goear.com/listen/1ffd9ed/el-timo-de-los-controladores-wwwlodicecincinatotk




http://www.goear.com/listen/b163123/el-timo-del-estado-de-alarma-wwwlodicecincinatotk


domingo, 9 de enero de 2011

Alegato a favor de la tenencia de armas de fuego








Todos los días escuchamos gilipolleces de la casta política amplificadas en los medios de comunicación de masas. Desgraciadamente, los palmeros que loan sus estupideces se han acostumbrado a repetir las mismas gilipolleces.

Es paradójico contemplar a esos liberticidas defender perversamente el derecho a la vida y, a la vez, no otorgar el derecho a que uno se proporcione los medios para conservarla, sin perjuicio de que fomentan, día tras día, la barra libre del aborto.

Todo ciudadano libre posee el derecho a defender su vida, la de su familia y su propiedad privada con los recursos que estime convenientes siempre que no perjudique a un tercero, salvo que éste sea el que pretenda vulnerar su integridad física, la de los suyos o robarle lo que tiene. Esta es la razón por la que, entre las necesidades del ser humano, existe una necesidad vital que le ha acompañado siempre a lo largo de la historia, me refiero a la necesidad de seguridad.

El derecho a la vida es el derecho a procurársela y a defenderla. Por tanto, la autodefensa es parte de los derechos fundamentales del hombre.

Toda agresión a la libertad de tenencia de armas es tan reprobable como los ataques a cualquier otra de las libertades básicas del ciudadano.

La civilización tiene su base en la limitación de la violencia con la finalidad de que cada ciudadano alcance sus metas de bienestar respetando al prójimo y sin preocuparse por su integridad física ni de que los frutos de su esfuerzo sean robados. Cualquier intervencionismo del Estado colectivo que ponga en peligro lograr la felicidad de un individuo respetuoso con la Ley y con sus semejantes distorsiona las bases de la civilización.

Desde la prehistoria, la simple amenaza del uso de un arma reveló su idoneidad como instrumento para la defensa. Sin embargo, una caterva de pseudointelectuales subvencionados disfrazados de falso pacifismo han manipulado conciencias ajenas con el propósito de inocular la idea de que un arma no es un simple artilugio de metal y plástico, que las guerras las provocan las armas, que sin armas no habría guerras. ¡Si alguna vez una escopeta de caza declara la guerra a alguien avísenme para subir el video a YOUTUBE!

¡Escuchad mastuerzos!: Las guerras sólo las provocan los hombres por intereses económicos, religiosos, raciales o políticos, nunca las armas utilizadas; que no son más que objetos inertes en el conflicto ya sean las piedras en los tiempos del hombre del cromagnon, o los fusiles de asalto en la actualidad. Las armas únicamente calibran las fuerzas de los bandos enfrentados pero no son la causa de los conflictos bélicos. Los seres humanos son los que matan a sus semejantes, no las armas; ya sean o no de fuego que, vuelvo a repetir, son objetos inanimados que carecen de raciocinio.

Un ciudadano respetuoso con la Ley y armado no es un peligro público. Sigue siendo un ciudadano honesto pero más libre, sin miedo; puesto que sabe que tiene las mismas oportunidades, no menos, que su posible agresor. Por eso se dice que Dios creó a los hombres y Samuel Colt los hizo iguales.

El número de personas honestas y bondadosas que desean tener un arma de fuego que le facilite su defensa se está incrementando progresivamente, y esto es así porque sienten que el Estado no cumple con su función de brindar seguridad. Saben que el Estado ha fracasado en su misión de desarmar a ladrones y terroristas ¿Cuántas veces hemos visto y seguiremos viendo en los telediarios noticias de incautaciones de armamento o actos delictivos protagonizados con un arma de fuego?

La violencia no es practicada por quien compra un arma para defenderse, después de pasar unos controles severos y prepararse con rigor para poderla utilizar responsablemente; sino por quien la usa clandestinamente para robar o ejecutar actos terroristas. Desarmar a todos los ciudadanos honestos sin poder desarmar a los criminales como es obvio, manteniendo la ineficiencia estatal en materia de seguridad es condenar a los ciudadanos víctimas a un destino pernicioso.






¡OOh! ¿Las armas matan?
Veamos….
OK ¡Arma mata, mata a alguien!
¡No seas tímida!
Lo ves, las armas no matan a la gente. Es la gente la que mata a la gente.
Las armas sólo defienden a la gente que es atacada por otra gente armada.

NOTA: El pimentón (Paprika) también mata según dicen, pero antes alguien debe utilizarlo mucho en las comidas. El pimentón dentro de un bote es inofensivo al igual que un arma escondida en un cajón de la mesilla de noche.


CONTINUAR LEYENDO

sábado, 1 de enero de 2011

Tema 17. LOS PRECIOS DE MONOPOLIO


1/6. Tratamiento matemático de la teoría de los precios de monopolio




2/6. La discriminación en el precio por parte del vendedor




3/6. La interconexión de los precios




LA ILUSIÓN DEL PRECIO DE MONOPOLIO

4/6. Lo ilusorio del precio de monopolio. Definiciones de monopolio (1)

Texto de referencia: Lo ilusorio del precio de monopolio, Murray N Rothbard. Lecturas de economía política I




5/6. Lo ilusorio del precio de monopolio. Definiciones de monopolio (y 2)




6/6. Comentarios sobre la llamada competencia "salvaje"









VOLVER A LA PRIMERA LECCIÓN
Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2