Reflexión para hoy:

     

sábado, 22 de mayo de 2010

España, tierra de terratenientes



Me preguntaba un socialista sevillano si yo estaba de acuerdo en que se repartieran las fortunas y las tierras de los terratenientes entre la gente humilde.

-¿Y con tu dinero que hacemos?. ¡Con ese no, mejor con el de otros! ¿verdad?, ¿y cuando una persona es más rica que otra, dónde pones el listón? Es posible que tu seas más rico que yo, es decir, más terrateniente, como así te gusta llamarlo, ¿eso me legitima para fusilarte y repartir tu riqueza? - le contesté:

A este sevillano borracho de consigna marxista se le escapó uno de los perversos sueños con el que anhelan todos los liberticidas pero que suelen disimular con el disfraz de la pseudodemocracia hasta que alcanzan el poder absoluto.

- ¡Pretendéis arreglar el mundo a golpe de hoz y martillo. Robáis el dinero de otros para hacer realidad vuestro sueño pueril, pero cuando se trata de vuestra pasta ya os apañáis de sacarle el mejor rendimiento!.- Aquí se acabó la conversación.

El socialismo es una falsedad basada en la envidia, la demagogia y el fariseismo de sus seguidores. Recordemos aquel alcalde que se sentía muy socialista y que le llamaban el “Patillas”. Recordemos como hipócritamente cantaba la maldad de los terratenientes mientras escondía debajo del colchón la pasta que trincaba como buen cacique.

Todos sabemos que en la mente de las masas se han inoculado, a fuerza de manipulación y falsa propaganda, las estúpidas ideas de que es legítimo robar a los ricos, que el socialismo ampara a los más humildes y que la economía de mercado únicamente favorece a los más pudientes. Pero detrás de estas perversas ideas sin ningún fundamento se oculta uno de los peores instintos del ser humano: la ENVIDIA.

La base del marxismo estriba en la falacia de que los ricos son ricos porque han robado a los trabajadores, que son los pobres. Así de un plumazo convierten a un sistema económico natural como la economía de mercado en un juego de suma cero. Dónde no se crea nada sino que la riqueza es una sola tarta a repartir. Dónde unos pocos se comen casi toda la tarta y dejan unas migajas al resto.

La mediocridad marxista ni siquiera se plantea de que puede haber, siempre que se fabriquen, muchas tartas para alimentar a todos y para eso se necesita trabajo e inversión; o sea, esfuerzo y ahorro, algo incompatible con el prototipo socialista que gusta vivir al día, sobre todo de las rentas de los demás sin ninguna intención de sacrificarse en el presente para asegurarse el futuro. Para eso se han inventado su “Estado de Bienestar” que consiste en que uno tiene que vivir toda su vida con la mano metida en el bolsillo de otro. Es como el cuento de la cigarra y la hormiga amplificado, pero en la vida real de un sistema socialista quien muere siempre en el paredón son las hormiguitas díscolas.

Para todo liberticida fabricar muchas tartas para beneficiar a la sociedad recurriendo al espíritu emprendedor, a la eficacia para descubrir ineficiencias en las transacciones voluntarias entre indivíduos y a la capacidad de detectar oportunidades de negocio que favorecen la creación de empleo; son cosas malas, del demonio, por lo que se sienten obligados a proteger a la clase trabajadora sin que ésta se lo haya pedido. En el empeño, les robaran la cartera a base de impuestos, intervendrán en todos los rincones de su vida y dejarán a todos en el desempleo.

La realidad nos muestra que dicha protección pseudobeneficiaria se convierte en todo lo contrario, es decir, en la destrucción de toda esperanza que tenga una persona humilde de prosperar o la de un desempleado en encontrar trabajo y obtener una renta con la que ir mejorando su vida.

El análisis simplista del marxismo por el cual se fijan las premisas de su inviable doctrina se basa únicamente en la envidia. Una envidia igualitaria que vociferan los liberticidas constantemente tomándola como justificación para que los más holgazanes y vagos se apropien de los bienes y rentas de los más trabajadores y productivos.

Así el Capitalismo de Estado, vulgarmente denominado Socialismo, favorece al mediocre, al parásito y al vividor; castigando al emprendedor o persona que intenta prosperar creando riqueza, o sea, produciendo bienes y servicios que beneficiarán a toda la sociedad.

El sistema económico socialista nunca otorgará a los más humildes un futuro esperanzador lleno de oportunidades para mejorar su vida puesto que su sistema no funciona. Es un hecho constatable que si se perjudica la actividad económica se debilita más a los que menos medios tienen, puesto que la producción de bienes y servicios se reduce y los pocos bienes existentes sólo están al alcance de los más privilegiados. Si nadie invierte para crear empresas de bienes de consumo a quien se perjudica más es a los consumidores menos pudientes, con menos bienes, de peor calidad y más caros. Si se deja de crear empleos, porque el sistema ahuyenta a los inversores, quien se perjudica más es a la clase obrera que dejará de obtener salarios condenándoles al paro indefinido. Sólo el socialismo beneficiará a los que imprimen las cartillas de racionamiento y a los que fabrican las porras con las que golpearán a los disidentes.







http://www.youtube.com/watch?v=22JrRLa9m2Q





http://www.youtube.com/watch?v=7W6C6hVi4Tk&feature=related




http://www.goear.com/listen/04b2bfb/terratenientes-www.lodicecincinato.tk






Entradas relacionadas (haz “clic” sobre la imagen):

Me voy de putas, paga el contribuyente




A las mariscadas, a las mariscadas…..










domingo, 16 de mayo de 2010

Cír…. culos malditos


Existen dos fenómenos que fomentan el subdesarrollo y la pobreza. Uno es el fenómeno llamado “círculo de la miseria”, muy habitual en naciones pobres. Consiste en lo siguiente: Si no hay demanda, no hay empresarios que estén interesados en invertir; si no existe inversión no se crea empleo y si no hay trabajo la gente no percibe salarios con los que pueden comprar bienes y servicios para satisfacer sus necesidades, es decir, no se genera demanda.

Sólo los países subdesarrollados que han abierto sus brazos a una economía de mercado globalizadora han roto el maldito “círculo de la miseria” que los ahogaba. Para ello deben echar a patadas a los políticos corruptos, ofrecer seguridad jurídica a las inversiones; además de fomentar políticas laborales y fiscales competitivas.

El otro fenómeno lo denomino “círculo de la política populista” que es típico de socialdemocracias donde paulatinamente y con disimulo se machaca a la clase media. Allá donde acontece el “círculo de la política populista” la economía se resiente hasta tal punto que al final aparece la pesadilla del “círculo de la miseria”

Es normal que en las naciones cuya mayoría de ciudadanos son gente mediocre, perezosa, envidiosa y aborregada, pero que conservan a duras penas un sistema democrático para elegir a sus gobernantes, voten por candidatos que se presentan como sus defensores, ofreciéndoles dádivas en forma de subsidios, ayudas y subvenciones. A esto se denomina también voto cautivo y es el primer paso para adentrarse en las tinieblas de un sistema totalitario que arrastrará a toda la población hacia el “círculo de la miseria”

Los programas políticos con los que se presentan esos politicastros a las elecciones no son sostenibles en el tiempo sin causar graves desequilibrios económicos y sociales tales como una sangrante deuda pública, devaluaciones, inflación, conflictividad, vulneración de la ley, corrupción, fusión de los poderes del Estado, intervencionismo en todos los rincones de la vida de los ciudadanos. Son programas nefastos pero que sirven a corto plazo para ganar elecciones.

Las masas pastueñas y poco reflexivas se identificarán siempre con los candidatos que más prometen sin preocuparse de cómo cumplirán lo prometido. Es triste que los escasos candidatos que realmente podrían gestionar con eficacia un país y hacerlo próspero, son silenciados por los medios de comunicación que se postran de forma canallesca y perversa a los pies de los poderosos gobiernos populistas. Me refiero a los candidatos honrados que cuando deciden entrar en política pierden más que ganan. Candidatos que defienden programas basados en políticas económicas prudentes que exigen sacrificio y trabajo por parte de todos, lo cual genera muy pocos votos.

En las socialdemocracias, los ciudadanos libres, independientes y responsables siempre serán minorías aplastadas “democráticamente” por las mayorías, es decir, por esas masas lanares que sólo ven a corto plazo y no reflexionan sobre los resultados catastróficos que las políticas populistas han dejado en otros países o en su propio país, incluso en un pasado reciente.

Para colmo, si las consecuencias negativas de las políticas populistas acontecen gobernando aún sus causantes, éstos no tendrán reparo en buscar culpables de su fracaso dentro o fuera del país. ¡Y les funciona tal embuste! porque existe una multitud de gañanes con muy poco cerebro que siempre se la tragan doblada y les vuelven a confiar su voto sin querer ver que esos déspotas utilizan tanto la angustia de la gente como su ignorancia en el funcionamiento de la economía, para prometerles otra vez lo que ya ha fracasado.

Para no llegar al desesperante “círculo de la miseria” se debe evitar el “círculo de la política populista”. Pero cuando este se enquista con fuerza en una sociedad sólo se supera por medio de experiencias traumáticas donde muere gente. Por eso, siempre lucharé para conseguir que la ciudadanía sea autodidacta en cuanto a la adquisición de una cultura política que se base en la objetividad, el sentido común y la reflexión.

Alcanzado esto, le será más fácil identificar a los falsos demócratas redentores cuya finalidad es medrar en el poder y que portan la simiente del “círculo de la política populista” cuyo fruto será irremediablemente el “círculo de la miseria”.

lunes, 10 de mayo de 2010

La Guardia Pretoriana


En el ejército español se respira un ambiente hediondo el cual es aprovechado por algunos militares sumisos y con pocos escrúpulos para arrimarse al político pseudoprogresista de turno con la intención de trepar en el escalafón obteniendo los mejores destinos. Si a alguien en la milicia se le cruzaran los cables y abriera la boca para decir “una verdad incómoda” debe tener por seguro que se le acabó su carrera militar y ningún compañero se atreverá a manifestar: “Estás en lo cierto, yo también opino igual”. Así están las cosas.

Es un ejército donde se han pisoteado a los profesionales con gran prestigio y ejemplar hoja de servicios a capricho de la casta política la cual, en lugar de nombrar ministros con profesionalidad, designa comisarios políticos que no son otra cosa que miembras y miembros socialistOs, pseudopacifistOs e independentistOs .

La politización de las fuerzas armadas es patente, concediéndose ascensos, no por cuestiones profesionales, sino por afinidad política. El proceso de ideologización ha llegado a los cuarteles que se han convertidos en laboratorios pseudoprogresistas para el feminismo, el homosexualismo o el pacifismo oenegeriano. Los cuarteles son centros de experimentación de las consignas políticamente correctas; lugares donde el Ministerio de Defensa socialista ha borrando el "A España servir hasta morir", se ha cambiado la letra de algunos himnos a capricho y se ha llegado a prohibir cualquier otra alusión patriótica, como ocurrió en la conmemoración del bicentenario de la guerra de la independencia. Os debo recordar que, en el siglo pasado, el grito de ¡Viva España! llegó a considerarse subversivo por el Frente Popular y todos sabemos las consecuencias de tanta estupidez y malicia.

Este gobierno socialista, que dice que la Nación es un término anacrónico, discutible y definitivamente superado; está empeñado en resucitar esos grises aires que afortunadamente se superaron en la transición democrática. Es obvio que negar la nación española, desmantelar el Estado y encamarse con ETA produce inevitablemente el desaliento de esos hombres y mujeres de principios, honrados, demócratas y amantes de la Libertad que mantienen la dignidad de las Fuerzas Armadas y que no dudarían en arriesgar su vida por su patria.

La España de hoy vuelve a ser la España masónica del pasado reciente, donde las políticas estúpidas, mediocres e irresponsables de unos iluminados provocaban el enfrentamiento tanto de la sociedad civil como la división del ejército. Donde era común la politización y el debilitamiento del estamento militar a cambio de un ascenso rápido.

Reflexionemos sobre la Unidad Militar de Emergencia (UME). Una unidad ad hoc para efectuar misiones inapropiadas de un ejército, también denominada “la guardia pretoriana de Zapatero” y que viste de negro como es habitual en este tipo de unidades desde los tiempos de los déspotas romanos Domiciano, Nerón, Calígula o Cómodo

La UME se creó por acuerdo del Consejo de Ministros el 7 de octubre de 2005 como una fuerza conjunta -compuesta por efectivos de las Fuerzas Armadas pero sobre todo con personal del Ejército de Tierra- cuya misión sería la de intervenir en cualquier lugar del territorio nacional en supuestos de grave riesgo, catástrofe u “otras necesidades públicas” ¿Qué es eso de otras necesidades públicas?

Es un hecho que todo ejército debe actuar en desastres naturales de forma puntual cuando lo exijan las circunstancias; pero lo que es inconcebible es que se constituya una unidad con exclusividad para dichos menesteres, cuyos integrantes tienen suculentos emolumentos que sus compañeros no los tienen. Sin perjuicio del mejor equipamiento y facilidades para hacer cursos o promocionarse.



A la UME se le supedita el resto del ejército birlando, de forma disimulada, el mando supremo a ese señor que lleva corona; así la UME tiene como misión la intervención en cualquier lugar del territorio nacional cuando lo decida el Presidente del Gobierno, es decir, Zapatero.

Zapatero “el rojo” como así le gusta llamarse, con ansias infinitas de paz, se ha montado a capricho una unidad militar de élite y bien dotada, tanto de efectivos como de presupuesto para, entre otras cosas, aparentar que quita la nieve de las aceras como todos pudimos ver en televisión. ¡Y en este país borreguil la inmensa mayoría se la han tragado doblada!

La patente reestructuración del ejército donde se descarta “una agresión en gran escala contra el territorio nacional” no debe pasar inadvertida porque esto conllevaría, de forma encubierta y en un futuro próximo, que sea una realidad la cosoberanía de Ceuta y Melilla con nuestro vecino del sur.

Para algunas mentes perversas, el Ejército, cuya función constitucional es la defensa de la democracia, la unidad e integridad de España, debe dejar de ser una traba para hacer factible el cambio de régimen a través de los hechos consumados y la vulneración impasible de la Ley de leyes; por lo que es menester reducirlo a la impotencia, salvo la UME que debidamente se irá potenciando.

El ojetivo es transformar al ejército de la democracia en un ejército mercenario al servicio de los pseudodemócratas, es decir, ponerlo en guardia contra esa ciudadanía “reaccionaria” que quiere ser libre, elegir su futuro y no depender de Estados taifas liberticidas, omnipotentes y omnipresentes. El nuevo ejército “pacifista” es una herramienta más para facilitar la transformación de España con la que sueña el inquilino de la Moncloa o cualquier otro que porte mandil en una logia.













NOTA: La guardia pretoriana era un cuerpo militar que servía de escolta y protección a los emperadores romanos. Los miembros de la Guardia Pretoriana estaban entre las más diestras y célebres fuerzas militares de la Historia Antigua.

Los soldados de las cohortes pretorianas recibían doble paga y gozaban de numerosos privilegios.

Ejemplos de guardias pretorianas:

- Mosqueteros del rey Luís XIV
- Guardia imperial de Napoleón I
- Schutzstaffel de Adolf Hitler
- Securitate de Ceaucescu
- Húsares negros de la Guardia del Kaiser Guillermo
- Mosqueteros del Duce de Benito Mussolini
- Guardia Republicana Especial (Al-Haris Al-Jamhuri Al-Khas) de Saddam Hussein
- Oprítchnik del Zar Ivan IV "El terrible"





























sábado, 8 de mayo de 2010

Tema 6. Diferencia entre conocimiento tácito y no articulable. Hombre, individuo y ser humano.

Tema 6. Diferencia entre conocimiento tácito y no articulable. Hombre, individuo y ser humano.
La ciencia y los juicios de valor




0. Respuestas a los alumnos:
- Diferencia entre conocimiento tácito y no articulable
- Hombre, individuo y ser humano
- La ciencia y los juicios de valor




1. Recapitulación de la clase anterior. Efectos de la función empresarial.




2. Arbitraje y especulación




3. Derecho, dinero y cálculo económico (1)




4. Derecho, dinero y cálculo económico (y 2)




5. Ubicuidad de la función empresarial




6. Principio esencial de la función empresarial




7. Cada ser humano es único




8. Competencia y función empresarial




9. División del conocimiento (1)




10. División del conocimiento (y 2)




11. La sociedad







VOLVER A LA PRIMERA LECCIÓN

sábado, 1 de mayo de 2010

Los Borbones borbonean


En cuanto al Rey, ¿qué queréis que piense sobre un tipo que continúa sin desempeñar su trabajo de moderador o árbitro que la Constitución le otorga? Un señor con corona que dice reinar una España donde unos politicuchos parásitos y corruptos están intentando cambiar el régimen político a través de los hechos consumados y saltarse a la torera la Ley de leyes que es la Constitución; porque lo que aquí se está gestando es un cambio de régimen que el pueblo soberano no demanda, ni quiere ser partícipe, ni siquiera va a ser consultado en referéndum.

Se sabe que el Borbón siente una especial simpatía por Zapatero “el rojo”, como así gusta llamarse, y no lo oculta. Os recuerdo su famosa declaración, muy poco apropiada para la figura de un moderador o árbitro:

"Zapatero sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué y para qué hace las cosas. Tiene profundas convicciones, es un ser humano íntegro y un hombre recto que además no divaga…".

Dichas alabanzas implican que para el Borbón millones de españoles, los que no confiaron en el PARTIDO SOCIALISTA de Zapatero, principalmente por no estar de acuerdo con la opinión del monarca, están equivocados, en cuyo caso sería conveniente que el Rey les explicase en qué consiste su error.

¿Qué queréis que diga sobre un monarca que, en un acto de genuflexión instigado por Zapatero, ríe la gracia a un mediocre déspota como Hugo Chávez que roba propiedades que los españoles tienen en Venezuela?.

¿Qué se puede opinar de un monarca que suscribe una Ley de "memoria histórica" hemipléjica al estilo totalitario, cuyo objetivo es deslegitimar absolutamente al franquismo y, por tanto, a todo lo que de él proviene, es decir, a la democracia y la monarquía?. Al firmar esa ley el monarca ha firmado su propia ilegitimidad.

¿Qué imagen debo tener de un individuo que no pierde tiempo en firmar las leyes del aborto, haciendo caso omiso a su condición de católico?

¿Qué queréis que piense sobre un rey que es Capitán General del ejército y se traga impasible que su ministro de defensa socialista declare “que es mejor morir que matar” y que se siente molesto con el lema de algunos cuarteles que decía “A España servir hasta morir” y lo ordena quitar? ¿Qué voy a pensar de Juan Carlos I que no hizo nada cuando el mismo Ministro de Defensa socialista ordenó el arresto de un teniente general, que fue jefe de la Fuerza Terrestre, por decir públicamente: "… afortunadamente, la Constitución marca una serie de limites infranqueables para cualquier estatuto de autonomía; sin embargo, si esos límites fuesen sobrepasados sería de aplicación el artículo octavo de la Constitución: las fuerzas armadas, constituidas por el Ejercito de Tierra, la Armada y el Ejercito del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad y el ordenamiento constitucional"?.

¿Qué queréis que piense de un Rey que mira para otro lado cuando unos independentistas radicales le queman su retrato pero, en cambio, carga con contundencia contra una sencilla revista por publicar un inocente chascarrillo gráfico sobre su hijo y nuera? Realmente opino que no se debe dar mucha importancia a unos energúmenos que queman la cara de un tío que ni si quiera se queja de ello, pero sí se deben tomar medidas cuando esos tipos están quemando la imagen del Jefe de Estado, figura que representa a todos los españoles según la Constitución. Es como si nos quemaran a todos un poquito y aquí no pasa nada. Y luego algunos se extrañan que vociferen insultos y piten denigrantemente al Jefe de Estado en alguna final de Fútbol.

Repito. Los separatistas queman el retrato del Rey de forma indemne y los socialistas que gobiernan se cuidan de no apagar, lo que equivale a dejar que se extienda el fuego.

¿Qué queréis que piense sobre un Rey cuyos ancestros de sangre se postraron a los pies de Napoleón permitiendo la invasión de España por las tropas francesas en el siglo XIX; así como su abuelo Alfonso que, por pereza en sus funciones, tiró la toalla permitiendo la invasión soviética en el siglo XX, ésta camuflada en el Frente Popular de la fracasada II República, en la que menos demócratas, había de todo?

Creo que los genes de los Borbones no son muy positivos para el futuro de España y yo no me invento nada, ahí está la historia para los incrédulos. ¿Cuál será la invasión que permitirán en el siglo XXI? ¿Tal vez los islamistas de nuevo,? ¿Qué opinan sobre el Gran Al Andalus los amiguetes árabes del Rey o su primo moro del Magreb?





Y en cuanto a la sucesión del Rey, ¿Qué se puede decir de unos principitos progres que se van de cena con la flor y nata de la progresía como Joaquín Sabina y otros cejateros para que luego esa pandilla de antifranquistas retrospectivos les echen en cara esto: “El Rey Juan Carlos es un señor con una corona ridícula de por medio”, “La Monarquía es un déficit democrático que sufrimos por herencia”, “Su boda fue propia del Siglo XIV” "Leti es una chica lista e inquieta. En fin. Yo la apoyo porque creo que, con un poquito de suerte, puede traernos la Tercera República."

¡Pero que “guays” son los principitos borbones!










Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2